domingo, 4 de octubre de 2015

¿SABES QUÉ Homo sapiens ES UN ANIMAL?

Tu cuerpo contiene miles de millones de células y tienes la costumbre de comer todos los días, por lo cual eres un individuo pluricelular y heterotrofo. Como tus células forman tejidos muy diferenciados, no lo dudes, eres un miembro del reino animal.

                                      

Cuando no eras más que un embrión estabas dotado de una cuerda o eje cartilaginoso, lo que hace que puedas incluirte en el tronco de los cordados y, como este eje ha sido sustituido por vertebras, en el subtronco de los vertebrados.

De los vertebrados se conocen varias clases: peces, anfibios, reptiles, aves y mamíferos.

Si consideramos que tu metabolismo funciona igual en invierno que en verano, se llega a la conclusión de que eres un animal homeotermo (de sangre caliente), por lo que tienes que ser un ave o un mamífero.
                                           


                             
 Si eres de sexo femenino, tienes capacidad de amamantar a tus hijos, por lo cual estamos seguros de que eres un mamífero. En el caso de que seas varón, no te preocupes, basta con que carezcas de plumas y tengas algo de pelo en el cuerpo.


Los mamíferos se dividen en tres subclases: prototerios, metaterios (que suelen encontrarse en los zoológicos o por Australia y alrededores) y euterios.

Los prototerios, como el ornitorrinco y el equidna, además de otras particularidades, ponen huevos. Los metaterios carecen de placenta y trasportan a sus crías en fase embrionaria dentro de una bolsa ventral.
                                     
                                 

Si no has salido de un huevo, ni pasado la infancia, dentro de una bolsa en el vientre de tu madre, como suponemos, puedes estar seguro de que perteneces a la categoría de los euterios.

Dentro de los euterios existen también varios ordenes. Si tus pulgares son oponibles al resto de los dedos, tienes tus ojos dirigidos hacia el frente y las uñas relativamente planas, entonces perteneces al orden de los primates y estas emparentado con los monos.


Sin animo de ofenderte, de entre los monos a quien más te pareces es al los simios. Como habitualmente no andas a cuatro patas, tienes piernas largas y brazos cortos y no eres excesivamente peludo, perteneces a la familia de los homínidos.

Los antropólogos distinguen varios géneros de la familia de los hominidos; de ellos todos están distinguidos menos uno. Como estas vivo, debes pertenecer a género Homo, que en la actualidad cuenta con una sola especie: Homo sapiens.


Como los taxonomos insisten, desde tiempos de Linneo, en que el nombre de una especie se compone de un binomio, haz el favor de considerarte todo un verdadero
Homo sapiens.

Modificado y adaptado de VV AA: Gaia ,Vicens Vives 1990













Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

TE INTERESA¡