lunes, 16 de noviembre de 2015

EL INCREMENTO DEL EFECTO INVERNADERO

El efecto invernadero es la función que realiza la atmósfera en el calentamiento de la superficie terrestre.
La atmósfera es transparente a la luz visible e infrarroja que llega del sol. Esta radiación es absorbida y devuelta en forma de radiación de onda larga infrarroja y al ser captada por algunos gases se transforma en calor por lo que estos gases actúan como una manta que impide que la tierra se enfríe ya que esta radiación es devuelta a la tierra.




Sin este efecto invernadero natural la temperatura media de la tierra sería de – 18ºC pero con él la temperatura media se mantiene en 15ºC lo que ha posibilitado la vida en la Tierra.
Los gases invernadero son CO2, CH4, N2O, CFCs, O3 y otros en proporciones muy pequeñas.
Las concentraciones de estos gases invernadero han aumentado de forma constante desde la segunda mitad del siglo XIX.
La contribución de cada gas a este efecto depende de su concentración y de su capacidad para absorber la radiación infrarroja. La concentración de estos gases depende de su emisión según las actividades antrópicas y de los ciclos de la materia en el planeta ya que estos hacen que los elementos vayan pasando por los diferentes
almacenes del planeta y permanezcan en ellos según tiempos de residencia diferentes.


             

El CO2 es el principal gas invernadero, es un gas normal en la composición del aire que respiramos y su concentración se regula según:
                                                            

  • Los procesos fotosíntesis y respiración propios de los seres vivos.
  •  Ciclos diarios dependientes de la luz y estacionales.
  •  Aumenta con las precipitaciones ya que estas provocan un aumento de la respiración llevada a cabo por los descomponedores.
  •  La capacidad de absorción de este gas por los océanos también es muy importante ya que es soluble en el agua formándose carbonato de calcio que será fijado por los organismos, por ejemplo, en forma de conchas.
Todos estos procesos están desequilibrados en la actualidad ya que se ha producido una emisión elevadísima debido al uso de los combustibles fósiles por parte del hombre desde la revolución industrial, a la deforestación de nuestras masas vegetales y al uso de la caliza en la construcción, por lo tanto la capacidad de absorción natural esta sobrepasada y este gas se ha acumulado en la capa de gases invernadero de forma desmesurada (aproximadamente a unos 12 km de altura).



Se ha demostrado a partir de numerosos estudios de los gases acumulados en las burbujas del hielo glaciar una correlación clara entre las variaciones de la temperatura en los últimos 150.000 años y las variaciones de CO2 y CH4.


                   


El CH4 es el segundo gas en importancia y aunque tiene un efecto mucho más impactante contribuye menos al EI ya que se encuentra en menos concentración. Se genera en el tubo digestivo del ganado, en arrozales, turberas, vertederos de residuos sólidos y por combustión de la biomasa.

Los modelos que se usan en investigación sobre las consecuencias de este incremento en las temperatura son diferentes según el organismo que investiga debido a la complejidad de los factores que influyen en la circulación atmosférica pero el resultado es común y todos predicen un aumento en la temperatura global del planeta.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

TE INTERESA¡