lunes, 24 de marzo de 2014

NEURONAS Y REGENERACIÓN

Ha sido un dogma durante muchos años de enseñanza y ciencia el que el tejido nervioso 

no sufre regeneración, es decir, nacemos con un número de neuronas que configuran

nuestro sistema nervioso y durante el paso de nuestra vida vamos perdiendo neuronas

 que  no se reponen, al contrario de los demás tejidos del cuerpo, pero también es cierto

 que desde hace ya más de 25 años se conocían evidencias de lo contrario. La

 neurociencia actual lo demuestra  y ahora se empieza a divulgar: existen células en el 

cerebro capaces de generar nuevas neuronas, estas se encuentran en la corteza

 olfativa y en el  hipocampo, su producción se cree que es constante.

         


 Distintos estudios
 informan que este fenómeno es limitado y ayuda a dar estabilidad estructural  al 

cerebro de manera que aquellas neuronas que se pierden con el envejecimiento son

 sustituidas por otras nuevas las cuales por supuesto establecerán nuevos circuitos con

 otras neuronas
Por otra parte se han realizado estudios histológicos novedosos y se ha cuantificado el 

número de neuronas producidas concluyéndose que este es constante, es decir, la

 generación de neuronas nuevas que sustituyen a las viejas y extienden nuevos axones 

es continua y esta relacionada con la capacidad de aprendizaje que tiene el

 individuo, el medio ambiente en el que se desenvuelve y la realización de 

ejercicio aeróbico.



                                                      


Aún hay más, hace menos de 10 años  se ha conocido que las células madre de las que


 hablamos se encuentran en estado latente y una proteína llamada proteína morfogénica 

ósea –BMP- determina según su actividad  la división celular...

Otra noticia más moderna es la creación de tecnologías que pueden regenerar neuronas, pero cuidado nos referimos a lascélulas de la glia ya que estas tras una lesión se multilplican y sus ramificaciones se dividen más con el objetivo de defenderse frente a microorganismos que puedan atacar al sistema. Estas células son sensibles a una proteína - NeuroD1 que también es importante para las células del hipocampo (atención las que si se pueden regenerar)
Para probar el sistema se infecto a retrovirus con el código de tal proteina y este infecto a células gliales. ¿Qué resulatados obtuvieron ? Pues que dos tipos de células de la glía, la astroglía y c. g. NG2 se volvierón neuronas


Europapress 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

TE INTERESA¡